Licor de cannabis y otras bebidas espirituosas

Por distintas razones, los consumidores de cannabis pueden preferir no fumar (o incluso vaporizar) su marihuana. La razón más obvia podría ser una enfermedad respiratoria, como el asma, pero es posible que otros simplemente no disfruten el sabor o el olor del humo de la marihuana, o que deseen evitar fumar por discreción o por consideración a un compañero de cuarto, un miembro de la familia o una mascota.

Aunque los comestibles son una excelente alternativa para aquellos que prefieren ocultar el cannabis mientras disfrutan de todos los beneficios de la hierba, estos productos tienen una vida útil limitada. Incluso los chocolates solo mantendrán su sabor fresco durante unas pocas semanas (aunque aún pueden ser comestibles).

Al extraer con alcohol el THC y el CBD de tu marihuana, puedes crear una tintura que se mantendrá durante un tiempo relativamente largo: un año completo no es una expectativa irrazonable de vida útil si se almacena adecuadamente. La tintura se puede consumir directamente diluyéndola en agua u otras bebidas, como un zumo de frutas.

El alcohol infundido con cannabis no es tintura, ya que las tinturas requieren el proceso de evaporación del propio alcohol, dejando una extracción pura de cannabis. El alcohol con infusión de cannabis se parece más a un vodka de cannabis, por ejemplo. De hecho, el vodka es el gran favorito para infusiones alcohólicas porque su perfil neutral lo convierte en un gran lienzo para cualquier cosa que quieras agregar.

En las cantidades justas, el cannabis y el alcohol pueden crear juntos una sensación bastante agradable. Sin embargo, es importante no exagerar ninguno de los dos al mezclarlos. Así que esta es una guía sobre cómo puedes disfrutar del alcohol y el cannabis juntos en una bebida.

Las marcas de bebidas espirituosas con cannabis empiezan a llenar las baldas de las licorerías
Las marcas de bebidas espirituosas con cannabis empiezan a llenar las baldas de las licorerías

¿Cómo se mezcla el alcohol y la marihuana?

Para fines de ingestión oral, los comestibles y las tinturas han sido durante mucho tiempo el estándar, ya que los cannabinoides son liposolubles, es decir, son solubles en grasas, aceites y solventes orgánicos, por lo que se mezclan fácilmente con mantequillas y aceites grasos. Pero al igual que la mantequilla o el aceite, el alcohol es una excelente sustancia donde se puede diluir el THC para hacer extracciones de marihuana (de hecho, el etanol es uno de los principales solventes para hacer concentrados). Para ello, es importante elegir licores de alta graduación, por ejemplo whisky o ginebra, para que el resultado sea lo más efectivo posible.

La razón es que la estructura química del THC es lo que los químicos denominarían "no polar", lo que significa que no hay mucha diferencia en la carga eléctrica en ninguno de sus extremos. El agua es muy polar, por lo que el THC no se disuelve bien en ella. Las grasas, como la mantequilla, son no polares. Convenientemente, también lo es el alcohol. Echar un poco de cogollo en una jarra de vodka en un intento de crear una bebida alcohólica, por lo tanto, es un experimento químicamente sólido y, francamente, brillante.

Mantequilla de marihuana

La mantequilla de marihuana es el ingrediente rey de los postres y dulces cannábicos, se puede tomar sola untada en una tostada o como ingrediente base en bizcochos, pasteles o dulces cannábicos. Junto con unos consejos sobre su consumo, os detallamos en 5 pasos como elaborar una mantequilla de cannabis, una receta fácil de realizar que hará las delicias de todos los consumidores de marihuana.

Cómo hacer tu propio licor de cannabis

Hacer tu propio licor infundido con cannabis es fácil y requiere muy poco esfuerzo. Lo bueno es que se puede usar solo o como reemplazo de otro licor en cualquier cóctel. Es mejor usar alcoholes destilados como el vodka o la ginebra, pero esto también funciona en el ron o el whisky.

En términos generales, existen dos formas de hacer tu propio licor de cannabis. Las dos formas difieren en la forma en que se aplica el calor. Es sumamente importante que se aplique calor en algún momento del proceso para descarboxilar la marihuana, una reacción química en la que un grupo carboxilo (-COOH) se elimina de un compuesto en forma de dióxido de carbono (CO2). Este proceso activa los cannabinoides de la planta, que se encuentran en su forma ácida, como el THCA y el CBDA, y los transforma en los cannabinoides activos que conocemos, como THC y CBD.

  1. La primera forma es picar los cogollos finamente y luego colocarlos en una bandeja para hornear y ponerlos en el horno, a unos 160 grados centígrados durante 30 minutos. Cuando los quites, deben de estar un poco más oscuros. Luego sumerge los cogollos en tu alcohol. Guarda la botella o el frasco en un lugar fresco y oscuro; y agítalo enérgicamente todos los días. Cuanto más tiempo te comprometas con esto, más fuerte será el resultado. Después de 7 días, debería haber suficiente cannabis infundido en el alcohol para que sea potente. Finalmente, retira el cannabis del alcohol con un filtro de café, una gasa o un colador. Si tienes prisa, puedes hacer una infusión rápida calentando la mezcla de alcohol y cannabis a fuego lento durante 2 o 3 horas. Asegúrate de que la temperatura no supere los 60 °C para evitar que se evapore el alcohol. Cuanto más tiempo dejes reposar la mezcla, más concentrada estará.
  2. La segunda forma de hacer alcohol con infusión de cannabis es picar finamente los cogollos y ponerlos directamente en el alcohol. Nuevamente, guarda la mezcla en un lugar fresco y oscuro durante una semana. Agítalo todos los días. El día que decidas colarlo, pon una olla con agua lo suficientemente grande como para sumergir la mayor parte de la botella (no sumerjas la parte superior). Y pon a hervir el agua. Quita la olla del fuego tan pronto como el agua hierva y luego coloca la botella sellada en el agua caliente (no hirviendo) durante 30-45 minutos. El calor activará el THC en tu cannabis. Este método probablemente no sea tan efectivo como el primero, pero también funciona.

Botes y goteros de alcohol/licor de cannabis. El bote más oscuro contiene un extracto hecho de brotes y hojas; el más claro, de cogollos limpios
Botes y goteros de alcohol/licor de cannabis. El bote más oscuro contiene un extracto hecho de brotes y hojas; el más claro, de cogollos limpios

Algunos trucos que puedes utilizar

  • Puedes usar cannabis fresco no descarboxilado para darle a tu alcohol un agradable aroma, color y perfil de sabor; sin embargo, no tendrá los efectos psicoactivos que obtendrás al usar cannabis seco descarboxilado.
  • Si no tienes una botella para usar, los tarros de vidrio también funcionan perfectamente como alternativa. Los frascos de vidrio también pueden ser mejores para infundir cantidades más pequeñas.
  • También puedes usar cogollos ya vapeados en esta receta, debido a que ya se descarboxilaron durante proceso de vapeo, por lo que no es necesario volver a hacerlo. Eso sí, el sabor no será tan bueno.
  • Para evitar tener que colar la hierba después de la infusión, puedes hacer un paquete estilo "bolsita de té" y echarlo en tu alcohol. Retira la "bolsita de té" de hierba después de la infusión.
  • Te recomendamos que dejes tu alcohol infusionado con cannabis desde 48 horas hasta 2 semanas. Cuanto más tiempo, obtendrás el mejor sabor y potencia.

¿Cómo debería verse el licor después de la infusión con cannabis?

Dependiendo de cuánto tiempo hayas infundido tu alcohol con cannabis, probablemente ya no sea un líquido transparente (si utilizaste vodka o ginebra) como cuando empezaste. El color del producto final depende de cuánto tiempo se infundió, la cantidad y el tipo de cannabis utilizado, si se descarboxiló la hierba e incluso de la variedad de marihuana elegida. Por ejemplo, si utilizas vodka puede salir ligeramente amarillento, dorado, verdoso, pardusco. Para obtener un color más claro, no muelas el cannabis demasiado fino antes de la infusión y filtra dos veces el material de cannabis al final.

¿Cuánta hierba necesito para infundir una botella de licor de cannabis?

La cantidad de cannabis que elijas usar queda completamente a tu discreción y depende de cuán potente quieras que sea tu licor infundido. Por lo general, una dosis conservadora pueden ser 10 gramos de hierba de alta calidad para una botella de alcohol de 750 mililitros; pero puedes aumentar o disminuir la cantidad dependiendo de cómo quieras que sepa el licor, qué tan colocados quieres que se pongan tus invitados y, por supuesto, cuánto de tu preciada hierba estás dispuesto a beber en lugar de fumar.

Naturalmente, la cantidad importa, y cuanto más consumas, más potente será el efecto del cannabis. Sin embargo, la calidad también importa, así que elige tu variedad con cuidado para que coincida con la experiencia que te gustaría tener. También es importante tener en cuenta que demasiado licor puede ser algo contraproducente, y la moderación es lo más importante al mezclar cannabis y alcohol.

Usa tu licor de cannabis para hacer cualquier cosa

Ahora ya puedes beber tu alcohol infundido con cannabis solo, aunque probablemente no sepa muy bien. Otra opción es reemplazar cualquier otro licor en un cóctel con tu alcohol de cannabis. Una idea maravillosa es hacer un poco de brandy con infusión de cannabis y preparar un té caliente con canela para tomar antes de acostarse. No olvides que el efecto de la infusión de cannabis en alcohol es muy fuerte, y es muy diferente a fumarlo. Pero siempre y cuando tengas eso en mente: ¡disfruta de tu licor de cannabis!

Prácticamente, cualquier cóctel admite un buen licor de cannabis para darle una pizca de alegría
Prácticamente, cualquier cóctel admite un buen licor de cannabis para darle una pizca de alegría

Reducción de riesgos a la hora de mezclar cannabis y alcohol

Es necesario tener en cuenta, sin embargo, que una vez que alguien tenga en sus manos un cóctel con infusión de marihuana, querrá dos o tres más. Así que la máxima es infundir sabiamente y beber lentamente. Muy lentamente. La marihuana y el alcohol juntos cambian la forma en que tu cuerpo interactúa con ellos, y te sorprenderá cuánto te afecta; incluso los usuarios de comestibles experimentados afirman que el subidón es diferente.

Dependiendo de tu tolerancia, tu cuerpo puede responder primero al alcohol y más tarde a los efectos de la hierba. En muchos casos, los consumidores de licor de cannabis informan de que sienten unos efectos más prolongados y más intensos.

Hasta el momento no se ha investigado mucho sobre cómo interactúan las bebidas alcohólicas con infusión de marihuana con el cuerpo humano. Pero según las investigaciones, tomar bebidas alcohólicas antes de fumar amplifica los efectos de los cannabinoides en el cuerpo.

Fumar antes de beber, por el contrario, puede hacer parecer menores los efectos del alcohol de lo que realmente son (retrasar la sensación de embriaguez). Esto puede parecer algo bueno, pero hace que sea más difícil saber cómo de discapacitado estás realmente. Por ejemplo, puedes sentir que estás bien para conducir, pero tu nivel de alcohol en la sangre puede estar muy por encima del límite legal.

Pero, ¿es lo mismo para el licor con infusión de cannabis? Podría ser, ya que las bebidas alcohólicas aumentan la absorción del principal ingrediente psicoactivo de la marihuana, el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC). Además, la forma en que se metaboliza la marihuana a través del estómago es distinta a cuando se inhala, por lo que sus efectos difieren de los otros métodos de consumo.

Un consumo consciente del cannabis y un buen conocimiento de nuestro cuerpo reducirán los posibles riesgos de cualquier método de consumo
Un consumo consciente del cannabis y un buen conocimiento de nuestro cuerpo reducirán los posibles riesgos de cualquier método de consumo

Cuando el THC llega al hígado, este lo convierte en una molécula distinta, el 11-hidroxi-THC (11-OH-THC). Este producto o metabolito es muy activo y atraviesa fácilmente las membranas que separan el torrente sanguíneo del tejido cerebral, de ahí su intenso efecto psicoactivo; además de que tiene una mayor afinidad por los receptores CB1 del sistema endocannabinoide que las moléculas de THC inhaladas.

Esta ruta de metabolización más larga hace que el efecto psicoactivo tarde más en llegar. Y también, generalmente, resulta en un subidón más largo e intenso. Si bien esto puede ser bueno para algunas personas, puede hacer que otros se vuelvan verdes del susto (sobre todo si utilizas algún orujo).

Para asegurarte de no excederte, es posible que no desees beber licor con infusión de hierba si ya has estado bebiendo antes. Y si no eres un fumador (o comedor) habitual de marihuana, solo toma una copa y espera a ver cómo te afecta antes de continuar.

Solo recuerda divertirte y tener en cuenta estos cuatro consejos mientras disfrutas de tus bebidas infundidas con marihuana:

  1. Elige un ambiente seguro y divertido la primera vez que prepares alcohol de cannabis. Si te colocas demasiado, las buenas vibraciones serán un gran compañero.
  2. Si no sientes nada, espere al menos 30 minutos antes de beber más. El alcohol de marihuana puede sorprenderte porque tu estómago necesita más tiempo para absorber los compuestos del cannabis.
  3. Comienza con dosis pequeñas y aumenta gradualmente. Recuerda: siempre puedes beber más, pero nunca menos.
  4. Si deseas tomar varias bebidas con infusión de THC, asegúrate de dividir la dosis por la cantidad de bebidas que consumirás.

Puede parecer inofensivo mezclar alcohol y marihuana, pero hacerlo puede convertirse en una pendiente resbaladiza hacia una intoxicación excesiva. Si deseas mezclar las dos sustancias en una bebida, presta mucha atención a la cantidad y potencia de cada uno de los factores de la ecuación, especialmente si nunca antes los has mezclado. Porque, como decía Paracelso, la dosis diferencia una buena copa de un veneno.

25-04-2022 Cocina Cannábica

Comentarios en “Licor de cannabis y otras bebidas espirituosas” (0)

ATENCIÓN - Dudas de envíos y pagos

Si tienes dudas sobre las formas de pago y envío, consulta el apartado sistemas de pago y gastos de envío. ¡Gracias!

Quieres dar tu opinión sobre "Licor de cannabis y otras bebidas espirituosas" o preguntar sobre ese post?

¡Vamos a publicarlo!

¿Puedes revisar que el email es correcto?

Sobre este Blog cannábico

Este es el blog del banco de semillas Philosopher Seeds. Está dirigido a mayores de 18 años.

Encontrarás información sobre autocultivo de cannabis, consejos, trucos y noticias del sector de la marihuana.

Para comprar semillas Philosopher Seeds y de los mejores bancos europeos, puedes consultar nuestro catálogo.


keyboard_arrow_up