Web destinada a mayores de 18 años

Semillas de marihuana

Manual de Cultivo

En Manual de Cultivo, el equipo de Philosopher seeds aportará toda la información necesaria para obtener el máximo resultado de sus variedades de cannabis, realizando seguimientos de cultivo específicos para cada una de ellas. Podrás conocer los diferentes métodos de cultivo de marihuana y las técnicas que mejor se adaptan a las variedades de nuestro banco de semillas.

Las plantas de cannabis necesitan una nutrición completa y equilibrada para desarrollarse con todo su potencial. La mayoría de fertilizantes para marihuana están compuestos por una serie de macro y microelementos necesarios para un correcto crecimiento y formación de racimos florales. La ausencia o exceso de alguno de estos elementos conllevará que pronto la planta muestre síntomas de un desarrollo pobre, ya se trate de la fase de crecimiento como la de floración.

Normalmente, al adquirir un fertilizante, vemos las letras N-P-K acompañadas de unos números. Esto nos indica la cantidad de Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K) presente en el fertilizante, los tres elementos principales de los que se nutren las plantas (macro nutrientes). No obstante, la clasificación de macro y micro nutrientes varía de una fuente a otra, por lo que algunas también incluyen el Calcio (Ca), el Magnesio (Mg) y el Azufre (S) como macro nutrientes.

En este artículo veremos cuales son los síntomas en la planta del exceso o carencia de cada uno de estos 6 elementos, que consideraremos macronutrientes. Recordad también que las variedades de marihuana tiene distintos grados tanto de demanda de estos nutrientes como de resistencia a excesos de éstos, por lo que pueden encontrarse plantas particularmente sensibles, por ejemplo, a un exceso de nitrógeno, o bien que tiendan a demandar más cantidad de este elemento que otras.

Una planta bien alimentada crecerá sana y exuberante

Una planta bien alimentada crecerá sana y exuberante

Leer más ...

Sin lugar a dudas, una de las grandes ventajas del cultivo de marihuana de interior es la posibilidad que ofrece este sistema de eliminar el olor que desprenden las plantas, que se vuelve realmente intenso durante su floración. Para muchos amantes de esta planta, el cultivo de interior es la única opción viable precisamente porque así pueden eliminar el olor de las plantas, que rápidamente delata su ubicación – tanto a vecinos, ladrones como agentes de la ley – en caso de ser cultivadas en exterior.

A continuación haremos un repaso a los métodos más utilizados en cultivos de interior para eliminar el olor de las plantas de marihuana. Como veréis existe un buen número de posibilidades, algunas más efectivas que otras. Aún así, utilizando el sistema anti-olor correcto podréis libraros del intenso olor de vuestras plantas por completo, algo imprescindible para no tener contratiempos con terceros que podrían llevaros a asuntos tan graves como robos o denuncias. Recordad siempre que un cultivo de interior no debe tener jamás fugas de luz u olor al exterior, pues son los principales indicios que pueden llevar a posteriores investigaciones (además de lo molesto que acaba resultando!).

Black Bomb hace imprescindible el uso de sistemas anti-olor

Black Bomb hace imprescindible el uso de sistemas anti-olor

Leer más ...

La iluminación es uno de los elementos cruciales para el éxito de un cultivo de interior. Gracias a ella podemos marcar la pauta de horas diarias de luz y oscuridad para nuestras plantas, lo que suele denominarse como fotoperiodo y que nos permite determinar si queremos que nuestras plantas crezcan, es decir, permanezcan en estado vegetativo, o florezcan. Además, aplicando una luz con el espectro y potencia (lúmenes) adecuados para cada fase conseguiremos tanto crecimiento óptimo de nuestros esquejes o semillas de cannabis como una floración generosa y exuberante.

En este artículo queremos invitaros a una sala de cultivo de Philosopher Seeds para contaros más sobre este importantísimo factor, desde qué tipos de luz suelen utilizarse en cultivo interior hasta cómo debéis usar vuestro equipo de iluminación para conseguir sacar el máximo rendimiento de vuestras plantas.

Plantas en distintos estadios de crecimiento con diversos tipos de luz

Plantas en distintos estadios de crecimiento con diversos tipos de luz

Leer más ...

Si bien olvidada en demasiadas ocasiones, la temperatura del agua de riego (en caso de usar abonos sólidos) o de la solución nutriente (si utilizamos fertilizantes líquidos) representa un factor de suma importancia para que las plantas desarrollen raíces correctamente y tengan un crecimiento y floración adecuados, más todavía si hablamos de cultivos hidropónicos o aeropónicos. Algunos cultivadores noveles no tienen en cuenta este hecho y no se preocupan ni siquiera en medir la temperatura del agua con la que riegan sus plantas, lo que suele traducirse en problemas que a menudo tienen un mal diagnóstico, lo que agrava todavía más la situación. Plantas que no enraízan bien, con un crecimiento demasiado lento e incluso con carencias de nutrientes y pobres floraciones pueden ser todos ellos síntomas de una temperatura de riego inadecuada.

Si tenemos la suerte de poder utilizar agua del grifo para regar nuestros esquejes o semillas de marihuana, siempre debemos tener en cuenta la diferencia de temperatura con la que sale en invierno y en verano, al igual que si estamos utilizando mangueras en cultivos de exterior. En invierno pueden llegar a congelarse las mangueras (incluso las tuberías en algunos casos más extremos) durante las horas más frías del día, y el agua que sale por ellas durante las horas más calurosas del día no alcanza la temperatura adecuada para el riego. Por contra, en verano el agua del grifo bastante más caliente que en invierno, a una temperatura en muchos casos adecuada. Veamos a continuación cuales son los problemas derivados de una temperatura demasiado alta o baja, y cual es el rango de temperatura de riego que deberíamos utilizar.

Este cogollo no se desarrolló correctamente por un exceso de frío

Este cogollo no se desarrolló correctamente por un exceso de frío

Leer más ...

A menudo, los cultivadores que obtienen sus cosechas a partir de cultivos de exterior se limitan a un solo cultivo al año, que suele empezar a finales de primavera y terminar, aproximadamente, a principios de otoño, cuando el número de horas diarias de luz naturales disminuye paulatinamente. Las plantas de marihuana cultivadas a partir de semillas están perfectamente adaptadas a este ciclo lumínico natural, aunque en caso de utilizar esquejes provenientes de un cultivo interior pueden surgir problemas. El fotoperiodo natural en nuestra latitud (aproximadamente 40ºN) hace que los esquejes enraizados en interior florezcan si los sacamos al jardín exterior antes de Junio, pues las horas diarias de luz solar no son suficientes para estimular el crecimiento de nuestros pequeños clones, que entrarán en floración a los pocos días de ser sacados al exterior.

Por ello, los cultivadores que utilizan plantas provenientes de interior para sus cultivos de cannabis de exterior no sacan sus clones o plantas madre al exterior antes de principios de Junio, de manera que sus plantas crecerán hasta Agosto y florecerán normalmente, como cualquier otra planta de semilla de marihuana. Sin embargo, este “problema” puede convertirse en una gran ventaja para el cultivador avispado, que no tardará en darse cuenta de que, con la ayuda de un sencillo invernadero de exterior, puede obtener hasta 3 cosechas anuales de exterior siempre y cuando disponga de un espacio de cultivo interior, que como veremos no tiene por qué ser demasiado grande.

Si bien la calidad de los cogollos no será la misma que la conseguida en la cosecha de verano (la que todos estamos acostumbrados a ver), las cosechas de primavera y otoño representan un aporte extra que, en caso de disponer de poco espacio de cultivo y no poder satisfacer las necesidades anuales en una sola cosecha, será la diferencia entre poder auto-abastecerse de cannabis o no poder hacerlo. A continuación veremos las principales diferencias que encontramos entre el cultivo en exterior de temporada (el de verano) y el de fuera de temporada (primavera y otoño), y os explicaremos cómo marcar los tiempos y qué hacer para conseguir con éxito tres cosechas de exterior al año.

Cultivo de primavera con varias genéticas

Cultivo de primavera con varias genéticas

Leer más ...

La técnica de cultivo SCROG (Screen of Green) es uno de los métodos utilizados por muchos cultivadores para asegurarse una buena cosecha de manera fácil y sin demasiadas complicaciones. Al contrario de lo que sucede con el sistema de cultivo SOG (Sea of Green) que ya conocemos, en un cultivo SCROG suele utilizarse un número de plantas mucho más reducido por metro cuadrado, lo que como veremos a continuación tiene una serie de ventajas y desventajas.

En efecto, en un cultivo SOG suelen utilizarse unas 25-36 plantas (5×5, 6×6,…) de tamaño relativamente reducido por metro cuadrado, por lo que las plantas no necesitan un periodo de crecimiento especialmente largo, pudiendo cambiar el fotoperiodo a floración apenas 15 días desde la germinación de las semillas. En caso de no disponer de una sala o armario de crecimiento (con 18 horas de luz diarias y 6 de oscuridad) donde ir creciendo plantas mientras termina el actual cultivo, este método permite una rápida transición entre cultivo y cultivo, pues como decimos no es necesario hacer crecer a las plantas durante demasiado tiempo. Resulta pues ideal para plantas con altura moderada y para variedades de marihuana automáticas.

Por contra, en un cultivo SCROG se utilizan pocas plantas por metro cuadrado, que lógicamente deberán ser bastante más grandes (mejor dicho, bastante más ramificadas) que las que utilizaríamos en un cultivo SOG. A priori, este sistema presenta ya dos claras ventajas: por un lado, se necesitan muchas menos plantas para cubrir la misma superficie, con el consiguiente ahorro en semillas o esquejes. Además, cualquier cultivador sabe que es más fácil hacerse cargo de 4 plantas que de 25, no importa su tamaño. Por otro lado, otra ventaja que presenta esta técnica tiene que ver con aspectos legales. Aunque en muchos países no existe un número concreto de plantas que pueden cultivarse, en caso de tener algún problema legal (San Canuto nos proteja) para un juez nunca será lo mismo leer un informe policial donde se mencionen 4 plantas que uno donde se hable de 25 o más.

Espectacular cultivo SCROG (Foto: Klockwise)

Espectacular cultivo SCROG (Foto: Klockwise)

Leer más ...

En el mundo del cannabis se habla a menudo de los tricomas. Ellos contienen la mayor parte de cannabinoides y terpenos producidos por la planta, y son pues lo que comúnmente recibe el nombre de resina, el anhelo de todo amante de las extracciones y concentrados de marihuana. A medida que la planta avanza por sus distintos estadios va secretando diversos tipos de tricomas, siendo el más conocido y deseado de todos ellos el tricoma glandular entallado. Sabemos también que el color de las cabezas de los tricomas glandulares determina el punto óptimo para cosechar la marihuana, ya sea en interior o en exterior.

Los tricomas son pues la razón por la que la mayor parte de los consumidores de cannabis utilizan esta planta, pues es en ellos donde se producen no sólo las substancias psicoactivas (las que buscan los usuarios recreativos) sino también otros cannabinoides no psicoactivos como el CBD (bucado por los pacientes, pues es conocido por su gran número de aplicaciones terapéuticas) o de los terpenos, que son hidrocarburos con gran capacidad aromática que dan a cada planta su fragancia y propiedades particulares, además de interactuar con los cannabinoides para ofrecer perfiles únicos de efectos en cada planta.

En este artículo vamos a profundizar en este apasionante tema y veremos qué es exactamente un tricoma, así como qué tipos de tricoma produce la planta de cannabis y por qué motivo.

El cannabis produce gran cantidad de tricomas

El cannabis produce gran cantidad de tricomas

Leer más ...

En esta ocasión, os presentamos un seguimiento de cultivo orgánico de tres de las variedades feminizadas del catálogo de semillas de cannabis de Philosopher Seeds.

Así, en este artículo veremos como es el cultivo de las siguientes variedades:

Orange Candy / Naranchup

  • Genética: Naran J x Tropimango
  • Proporción Sativa-Indica %: 65/35
  • Floración interior: 55/65 días

Se trata de un híbrido con predominancia Sativa con un pronunciado aroma a pieles de naranja. Por su estructura, resulta ideal para emplear la técnica SOG.

Black bomb

  • Genética: Black Domina x Tropimango
  • Proporción Sativa-Indica %: 20/80
  • Floración interior:  55/60 días
  • Contenido de THC: 18%

Black Bomb obtuvo el 3er premio como mejor variedad de Interior Bio en la edición de 2012 de la Copa de la asociación cannábica M.F. Es una variedad que produce compactos cogollos perfectos para realizar diversas extracciones de resina.

Sugar pop

  • Genética: RK#14 x Ripper#1
  • Proporción Sativa-Indica %: 60-40
  • Floración interior: 60/70 días

Una genética de crecimiento compacto y delicioso sabor afrutado y dulce. Su desarrollo y producción se centran en el tallo principal, por lo que se recomienda cultivarla en Sea of Green para obtener los mejores rendimientos.

Orange Candy / Naranchup

Orange Candy / Naranchup

Para el cultivo se emplearon esquejes tanto de Black Bomb como de Orange Candy / Naranchup, mientras que se germinaron semillas de Sugar Pop.

Leer más ...

En un artículo anterior, hemos presentado una plaga grave, los microácaros en el cultivo de marihuana Amnesika 2.0. En este post os presentamos a la araña roja, que puede llegar a ser tan dañina como éstos.

Nos centraremos pues en la identificación y tratamiento de este insecto devastador, tomando como ejemplo un cultivo de verano de uno de nuestros clientes de Orange Candy / Naranchup que nos permitirá aprender a identificar a nuestro enemigo.

Philosopher Seeds

Invasión de araña roja en un cultivo de marihuana

Leer más ...

La clave para obtener un cultivo de máxima calidad, como siempre empieza con la elección de la variedad de marihuana a cultivar. Es importante tener al alcance una buena planta madre de la que disponer del número de clones que se necesiten para realizar el cultivo. A día de hoy, se pueden elegir variedades de gran producción que permiten conseguir una cosecha muy abundante. También se pueden elegir variedades de alta psicoactividad con porcentajes de THC y CBD muy altos. Philosopher Seeds cuenta con un gran número de plantas muy particulares con las cuales puedes hacer una selección y disfrutar de sus especiales cualidades.

Philosopher Seeds

Esquejes de marihuana Philosopher Seeds

Leer más ...