Web destinada a mayores de 18 años

Semillas de marihuana

El cultivo hidropónico de marihuana

La hidroponía (del griego ὕδωρ [hýdōr] = ‘agua’, y πόνος [ponos] = ‘labor’, ‘trabajo’) es un método de cultivo que, a pesar de lo que podría pensarse, goza de siglos de antigüedad, pues se han encontrado pruebas de que aztecas o romanos ya utilizaban esta técnica en sus campos de cultivo y jardines botánicos. Probablemente, fueron los aztecas los primeros en usar este método de manera eficiente, y el estudio de esta técnica data del 382 A.C. Pero…¿qué es exactamente la hidroponía?

Entendemos por hidroponía – también conocida como cultivo sin suelo – el hecho de cultivar plantas en un medio inerte (estéril) o directamente en una solución mineral que nutre nuestras plantas. Así, en cualquiera de las dos opciones, las plantas reciben los nutrientes a través del agua (de una solución nutritiva) y no del sustrato en el que se encuentran alojadas. Veamos a continuación cuáles son los medios de cultivo más utilizados en hidroponía y como adaptar esta técnica al cultivo de cannabis.

Para cultivar con este método de cultivo, os recomendamos cepas de tamaño más corto, ya que en hidroponía, se suelen estirar más que en tierra. Philosopher Seeds recomienda el cultivo de las siguientes variedades para conseguir cosechas homogeneas incluso a partir de semillas: Black Bomb, Heaven’s Fruit, Tropimango, Sugar Pop, Orange Candy y Guava Berry Kush.

Philosopher Seeds

Espléndido cogollo cultivado en coco

Medios de cultivo hidropónico

Como hemos mencionado, los medios de cultivo hidropónico no disponen de una reserva de nutrientes que las raíces de las plantas absorberán, sino que son totalmente inertes, de manera que deberá ser el cultivador quien prepare una solución nutriente que alimente a las plantas. De este modo, el sustrato no es más que un soporte para que la planta pueda desarrollar un sistema radicular eficiente con el que absorber los nutrientes aportados a través del agua de riego.

Una de las ventajas principales de utilizar sustratos inertes es el hecho de tener total control sobre los nutrientes que reciben las plantas, pues es el cultivador quien tiene que hacer la mezcla nutriente correcta para cada fase de desarrollo del cultivo. Normalmente, los medios hidropónicos provocan una gran oxigenación en la zona radicular, lo que se traduce en más raíces y mejor desarrolladas (como veremos más adelante, esto dependerá también de la temperatura del agua de riego).

Philosopher Seeds

Esqueje en cubo de lana de roca con sistema de goteo

Tradicionalmente, medios como grava, arena lavada, roca volcánica o perlita eran a menudo utilizados en cultivos hidropónicos. Pese a que muchos de estos medios tradicionales siguen usándose, nuevos sustratos hidropónicos han aparecido durante las últimas décadas. Veamos algunos de los más populares hoy en día:

  • La arlita, conocida también como arcilla expandida, es uno de los medios de cultivo hidropónico más populares entre los cultivadores. Proporciona un buen soporte para las raíces de las plantas, con mucho oxígeno disponible, de manera que éstas crecen espectacularmente en caso de recibir suficientes riegos. Si queremos ahorrarnos un trabajo largo y tedioso, lo mejor será adquirir arlita ya completamente lavada y con el pH ajustado a un valor apto para el cultivo.
  • La lana de roca (rockwool) es también uno de los medios más utilizados tanto en hidroponía como en construcción, pues es asimismo un excelente aislante térmico. Fue descubierto a principios del s. XX en Hawaii gracias a la actividad volcánica de la zona, y desde entonces se fabrica a partir de roca volcánica, emulando la acción de un volcán sobre las rocas. Su estructura en hebras y su gran capacidad de retención del aire lo hacen un medio muy utilizado en agricultura.
  • La fibra de coco, que proviene principalmente de Asia, se ha convertido en un medio muy popular en las últimas décadas. Su parecido en textura con la tierra y su gran capacidad de retención de agua y oxigenación hacen del coco el sustrato preferido por muchos cultivadores. Se utiliza a menudo para mejorar suelos, y hoy en día muchos sustratos comerciales tienen una parte de fibra de coco para mejorar su textura y propiedades. Os recomendamos la lectura del post Cultivar marihuana en coco.
  • La perlita es un producto derivado de minerales que han sido sometidos a altas temperaturas con el fin de expandirlos (como también sucede con la arlita). Se usa a menudo para mejorar otros sustratos, aunque puede usarse como medio de cultivo hidropónico gracias a su capacidad de retención de agua y de aireación.
  • El mapito es un medio usado desde hace años especialmente por cultivadores holandeses. Se trata de una mezcla de escamas de lana de roca y coco con una gran capacidad de oxigenación y retención de humedad, perfecto para el cultivo de marihuana. Se utiliza de manera muy parecida a la lana de roca.

Sistemas de cultivo hidropónico

Los sistemas de cultivo hidro/aeropónicos funcionan de maravilla con la mayoría de variedades de marihuana. Debido a sus características y necesidades, esta planta se adapta estupendamente a dichos sistemas, creciendo vigorosamente y floreciendo de manera espectacular si los parámetros de riego son correctos.

Si nos decidimos por el cultivo hidropónico tenemos principalmente dos opciones: adquirir un equipo que solamente deberemos montar y enchufar o fabricarnos uno propio. Aunque puede parecer todo un desafío para el cultivador de cannabis novel, cualquiera con algo de experiencia en hidroponía puede fabricarse su propio sistema fácilmente y sin tener que gastar demasiado dinero.

Existen numerosos sistemas hidropónicos que funcionan con pequeñas variaciones. Estos son algunos de los más utilizados:

  • Sistemas pasivos, basados en la capilaridad del medio que rodea a las raíces y en los que no se utiliza ningún tipo de bomba para suministrar la solución nutriente. El medio de cultivo permanece en contacto con la solución nutriente almacenada en un pequeño depósito.
  • Los sistemas de flujo y reflujo utilizan una bomba para inundar una bandeja donde las plantas se encuentran alojadas, de manera que su zona radicular queda totalmente inundada.  Una vez completada la inundación, la solución nutriente es drenada de nuevo al depósito a la espera del siguiente riego.
  • El riego por goteo es uno de los sistemas más utilizados por la facilidad de montaje y mantenimiento y los excelentes resultados que ofrece. Una bomba de agua transporta la solución nutriente a través de una serie de tubos y capilares de riego desde el depósito hasta las plantas. Se establece una frecuencia de riego según las necesidades de la planta dependiendo del estado de desarrollo en que se encuentre.
  • En los sistemas DWC, las raíces cuelgan desde el netpot hasta la solución nutriente almacenada en el fondo del cubo cerrado que sirve de tiesto. Una bomba de aire oxigena constantemente la solución nutriente produciendo centenares de burbujas y micro-salpicaduras, que nutrirán a las raíces de las plantas.
  • Los sistemas NFT constan de una bandeja por la que fluye lentamente la solución nutriente y sobre la que reposan las plantas. De esta manera, las raíces de las plantas están en permanente contacto con los nutrientes aportados junto al agua. Una bomba de agua se encarga de que el circuito de solución nutriente no se interrumpa.
Philosopher Seeds

Plantas en arlita

A partir de aquí, se han desarrollado muchos tipos distintos de sistemas hidropónicos tanto profesionales como caseros, a veces combinando algunos de los que hemos visto y resultando en sistemas híbridos con excelentes prestaciones.

Existe otra técnica en la que, sencillamente, no se utiliza ningún tipo de medio de cultivo. Este método recibe también el nombre de Aeroponía, y sigue el mismo principio que la hidroponía: alimentar a las plantas a través de una solución nutriente y no a partir del medio de cultivo.

En aeroponía, las raíces cuelgan libremente dentro de una cámara oscura, en la que reciben en gran cantidad los nutrientes y el oxígeno necesarios para su desarrollo. Partiendo de esta idea, se han desarrollado numerosos sistemas de cultivo aeropónico con pequeñas variaciones, o sistemas que podrían considerarse híbridos como por ejemplo los ya mencionados NFT (Nutrient film technique) o DWC (Deep water culture), que vienen a ser una mezcla entre hidroponía (las raíces viven en un medio, la solución nutriente) y aeroponía (parte de las raíces cuelgan sin medio alguno que las sustente).

Philosopher Seeds

Los sistemas aeropónicos funcionan de maravilla

Cultivo hidropónico de cannabis

Cultivar marihuana en hidroponía es relativamente sencillo. Estos son algunos de los principios básicos que debéis recordar:

  • Los nutrientes son suministrados junto con el agua de riego, por lo que deberemos adquirir nutrientes líquidos (o sólidos solubles en agua) formulados para este tipo de cultivo. Recordad que regar sólo con agua en un medio inerte significa que la planta no muere por falta de humedad, pero tampoco se está nutriendo.
  • La solución nutriente debe contener la máxima cantidad posible de oxígeno, por lo que debe estar a 19-22ºC. En caso de usar un depósito de solución nutriente, instalar una bomba de aire que la oxigene es altamente recomendable. Su grado de acidez debe ser oscilar entre pH 5,5 (crecimiento) y pH 6 (floración). La EC (cantidad de nutrientes disueltos en el agua) aproximada debería variar entre 1-1,2 (crecimiento) y 1,4-1,8 (floración).
  • En caso de utilizar depósito de solución nutriente, éste debe vaciarse y limpiarse cada dos semanas aproximadamente. Para obtener los mejores resultados, instalaremos una bomba de aire para oxigenar la solución nutriente y un calentador de agua que la mantenga a una temperatura adecuada, unos 20ºC. Por supuesto, deberá contar también con una bomba de agua que suministre la solución a las plantas. Finalmente, un termómetro de agua nos permitirá saber la temperatura de la solución en todo momento.
  • La frecuencia de riego dependerá en gran medida del sustrato escogido y de la fase de desarrollo de la planta. El cultivador experimentado no tendrá demasiados problemas en ajustarla acorde a las necesidades de las plantas, aunque el cultivador novato deberá observar atentamente el estado del sustrato para saber cuando regar. En cuanto se conocen las características del sustrato en relación con las necesidades hídricas de la planta, programar la frecuencia de riego se convierte en algo fácil y mecánico.
Philosopher Seeds

Un correcto control del pH y la EC es esencial

Así, para la mayoría de sistemas hidropónicos que utilicemos, vamos a necesitar:

  • Un sustrato inerte
  • Depósito de solución nutriente (S/N) y tubos de riego (si son necesarios)
  • Fertilizantes para hidroponía
  • Medidores de pH, EC y temperatura de la S/N
  • Bomba de aire para oxigenar la S/N
  • Bomba de agua para transportar la S/N
  • Calentador de agua para mantener la S/N a unos 20ºC

Llevar a cabo un cultivo hidropónico con éxito es mucho más fácil y gratificante de lo que parece, así que desde el equipo de Philosopher Seeds queremos animaros a que lo probéis y saquéis el máximo partido a vuestras plantas.

Si tenéis dudas o comentarios sobre este artículo estaremos encantados de recibirlos y contestaros.

Buenos humos!




Preguntas y comentarios sobre El cultivo hidropónico de marihuana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *