Cómo hacer enraizantes caseros para cannabis

La fase de enraizado o de desarrollo radicular es crucial para conseguir un posterior crecimiento vegetativo abundante y frondoso, ya hablemos de plantas provenientes de semilla como de esquejes o clones. Por este motivo, el uso de productos potenciadores del enraizado o del crecimiento de las raíces es muy común entre todo tipo de cultivadores, que quieren asegurar las mejores condiciones para sus plántulas o esquejes, algo importantísimo en vistas a conseguir el máximo rendimiento posible del cultivo a la hora de la cosecha.

Bien, pues hoy vamos a enseñaros varias recetas para que podáis producir vuestro propio enraizante casero de manera rápida y sencilla y, sobre todo, consiguiendo estupendos resultados. Y es que de esta forma estamos potenciando nuestros cultivos con productos 100% naturales y respetuosos con el medio ambiente, producidos en nuestra propia casa y con una huella de carbono mínima, algo muy a tener en cuenta en estos tiempos que corren.

Una cosecha abundante comienza con un sistema radicular sano
Una cosecha abundante comienza con un sistema radicular sano

Las raíces en la planta de marihuana

Aunque no solemos ver la parte subterránea de la planta, las raíces que la conforman son una parte vital para el desarrollo de ésta, pues es gracias a ellas que pueden absorberse agua y nutrientes que serán transportados a la parte aérea de la planta, la que crece desde el suelo y encargada de realizar la fotosíntesis. Gracias a los finos capilares de las raíces y a la simbiosis que éstas alcanzan junto a diversos microorganismos, el sistema radicular puede asimilar los distintos elementos nutrientes contenidos en el suelo y transportarlos hacia los tallos y hojas a través del xilema.

Sin embargo, las raíces también proporcionan el sustento o soporte físico necesario para las plantas, de manera que estas puedan mantenerse ancladas en el suelo, además de mejorar la estructura y resistencia de éste frente a - por ejemplo - lluvias fuertes, de manera que se reduce la erosión causada por la escorrentía o el viento. En el caso específico del cannabis, un sistema radicular fuerte y sano es un primer paso indispensable para un cultivo exitoso y productivo, pues a menudo la parte aérea o fotosintética de la planta es un reflejo de su parte subterránea, y si existe algún problema de desarrollo en esta última lo veremos reflejado en el desarrollo general de la planta.

EL uso de enraizantes y estimuladores del crecimiento radicular propicia un buen desarrollo de las raíces
El uso de enraizantes y estimuladores del crecimiento radicular propicia un buen desarrollo de las raíces

Enraizantes para plantas: ¿qué son y para qué sirven?

Los enraizantes suelen ser productos ricos en hormonas vegetales o fito-hormonas especialmente formulados para promover el crecimiento y protección del sistema radicular de las plantas. Sin embargo, estos productos no sólo contienen hormonas, sino que en muchas ocasiones son también ricos en aminoácidos, proteínas, enzimas, minerales, vitaminas o antioxidantes, todo lo cual ayuda tanto a proteger a las raíces de diversas amenazas (hongos patógenos, por ejemplo) como a estimular el crecimiento de raíces principales y secundarias. De hecho, también hay casos de productos enraizantes sin hormonas pero ricos en otros compuestos o incluso vida microbiana, de manera que el abanico de formulaciones puede ser realmente amplio.

Algunos de estos productos son especialmente beneficiosos a la hora de que la planta desarrolle raíces, como pueden ser las hormonas de enraizamiento utilizadas a menudo en clones o los boosters de enraizado pensados para su uso después de trasplantes, por ejemplo. Algunos otros, como veremos a continuación, son verdaderos estimulantes del crecimiento general de la planta, tanto de su parte subterránea como aérea, de manera que suelen ser utilizados durante todo el ciclo de crecimiento de la planta, es decir, desde que nace hasta que empieza a mostrar signos de entrar en floración.

Cómo hacer esquejes de marihuana

En esta entrada vamos a explicar cómo realizar esquejes en un mini-invernadero de forma segura y rápida, consiguiendo así una multiplicación de tu planta madre favorita. Esta sencilla técnica te permite preparar tu cultivo con la técnica Sea of Green (SOG) obteniendo una cosecha de excelente calidad.

Tipos de enraizantes

Normalmente, a la hora de preparar enraizantes caseros se utiliza algún tipo de semilla o grano con el que hacer un té que posteriormente será triturado con una batidora y diluido en agua antes de utilizarse. Como resulta lógico pensar, las propiedades de cada té dependerán en gran medida de la semilla o grano utilizado, así que es interesante fijarse bien en lo que aporta cada una para escoger el mejor momento de preparar y utilizar cada té (en caso de querer preparar varios). Como veréis, la mayoría de estos preparados son para usar vía irrigación, diluyendo el té en agua y regando el sustrato con éste (ya sea un medio de enraizado como uno de cultivo en sí). No obstante, también os presentamos algunas opciones que os servirán para aplicar directamente sobre la base de los tallos de los clones para facilitar su posterior enraizado.

Siempre se recomienda usar algún tipo de estimulador de las raíces tras cada trasplante
Siempre se recomienda usar algún tipo de estimulador de las raíces tras cada trasplante

Otra opción interesante es mezclar varios tipos de semillas para preparar un té combinando las propiedades de todas ellas, por ejemplo con alguna semilla muy rica en auxinas combinada con otra rica en giberelinas, lo que resultará en un excelente estimulador del desarrollo general de la planta. Para estos casos, os recomendamos germinar las semillas por separado y juntarlas durante el proceso de triturado, aunque éste lo veremos con detalle al final del artículo. De momento, y aunque existen muchas más opciones, veamos algunas de las semillas y granos más utilizados para preparar un enraizante casero y sus principales características:

Té de lentejas y otras legumbres:

Muy ricos en auxinas, los tés de legumbres son una de las opciones más utilizadas para la elaboración de enraizantes con elevadas concentraciones de esta fito-hormona. Probablemente, la auxina más conocida a la hora de formular enraizantes sea el ácido indolacético (AIA), presente en las legumbres pero también en los brotes jóvenes de sauce, en el kelp o en el agua de coco. Aunque pueden usarse también judías, garbanzos u otras legumbres, normalmente las lentejas son las más utilizadas debido a su corto periodo de germinación y su alto contenido en fósforo.

Té de cebada:

Los granos de cebada germinados son ricos en giberelinas y enzimas, además de contener diversos elementos nutrientes, vitaminas y aminoácidos. Mientras que las giberelinas actuarán como un potenciador del crecimiento en general de la planta, este tipo de té es especialmente útil a la hora de asegurar una abundante cantidad de enzimas en el sustrato, lo que facilita tanto el desarrollo radicular como la asimilación de nutrientes, además de proteger al sistema radicular del ataque de hongos patógenos como el fusarium.

Té de granos de café:

Además de ser ricos en nitrógeno y potasio, los granos de café pueden ayudar al desarrollo de raíces en pequeñas plántulas y esquejes, por lo que representan un estupendo estimulador para la fase de crecimiento de las plantas. Además, una vez realizado el té podemos aprovechar el material de desperdicio para nuestra compostadora o para mantener alejados a caracoles y babosas.

Podemos usar tanto café como canela para elaborar nuestro enraizante casero (Foto: Kamran Aydinov)
Tanto el café como la canela nos pueden ser útiles para elaborar un enraizante casero (Foto: Kamran Aydinov)

Té de de trigo o soja:

Los tés de soja o trigo suelen contener altas concentraciones de diversas fito-hormonas como IAA, PAA, GA o ABA que ayudan en el desarrollo tanto del sistema radicular como de tallos y hojas. Son pues una excelente alternativa a la hora de preparar enraizantes caseros, fáciles de preparar y utilizar y muy provechosos para el cultivo.

Té de canela:

La canela es ampliamente utilizada en la formulación de productos fitosanitarios destinados a la lucha contra los hongos patógenos, que pueden atacar tanto a la parte aérea de la planta como a su sistema radicular. Por ello es especialmente útil para elaborar enraizantes, pues sus propiedades antifúngicas ayudan a mantener a raya a hongos tan temibles como el fusarium o el pythium.

Té de compost:

Si bien suele utilizarse como estimulador de crecimiento más que como enraizante, la verdad es que el té de compost puede ayudar a un arranque perfecto de plántulas y esquejes gracias a su alto contenido en micro y macronutrientes, ácidos húmicos y fúlvicos y, en especial para nuestro caso, microvida beneficiosa para el desarrollo radicular. No es de extrañar pues que muchas veces se mezcle té de compost con algún otro tipo de té de los que hemos visto para asegurar una nutrición completa y equilibrada, o que se utilicen de forma alterna, un riego de cada uno.

Té de brotes de sauce:

El té de brotes de sauce tiene como base el ácido salicílico y es un eficaz enraizante, especialmente cuando se sumergen los clones en el té previamente al plantado en el medio de enraizado elegido. Para ello simplemente se recogen brotes jóvenes, se trituran, se sumergen en agua hirviendo y se deja reposar el té un mínimo de 24 horas a temperatura ambiente. Tras ello, filtramos la mezcla y sumergimos la base del esqueje (la parte que será enterrada) en el té resultante antes de plantarlo en el medio de enraizado.

Podemos aprovechar las propiedades del sauce para preparar un eficaz enraizador para clones
Podemos aprovechar las propiedades del sauce para preparar un eficaz enraizador para clones

Aloe Vera:

De manera parecida a como actúa la canela, aplicar gel de aloe vera en la base de los clones facilitará su enraizado protegiendo a éstos de infecciones causadas por hongos o bacterias patógenos. Para recolectar el gel sólo hay que cortar una hoja a lo largo y raspar el interior de ésta con una cuchara. Una vez recolectado, se aplica como si de una hormona para el enraizado comercial se tratara, aplicando una fina capa sobre la base del esqueje.

Cómo preparar un estimulador de raíces para cannabis

Vamos a ver cómo preparar estos tés de manera rápida y sencilla. Recomendaros utilizar semillas o granos que provengan de cultivos ecológicos, pues de esta forma nos aseguramos de que no contienen sustancias indeseadas como pesticidas o metales pesados. Preparemos ahora el material necesario:

  • 30g de semillas o granos
  • 1 colador fino
  • 1 tarro de cristal
  • 1 gasa para quesos y goma elástica
  • Agua limpia
  • Batidora o trituradora
  1. Empezamos poniendo las semillas en el colador y enjuagándolas con abundante agua limpia.
  2. Una vez limpias, las dejaremos en remojo toda la noche.
  3. Pasada la noche, colamos y enjuagamos de nuevo las semillas y las metemos en el tarro, que tapamos con la gasa para queso y la goma elástica y dejamos en posición horizontal.
  4. A partir de este momento, repetiremos el paso 3 una vez al día y hasta que nuestras semillas hayan germinado.
  5. Una vez germinadas, las mezclamos con un vaso de agua limpia (unos 250ml) y lo trituramos hasta conseguir un líquido homogéneo.
  6. Colamos el líquido para retirar la pulpa resultante del triturado (que podemos dejar en la compostadora o esparcir por encima del sustrato), lo mezclamos con 10L de agua y ya tenemos nuestro té enraizante preparado!

Como hemos comentado, podéis complementar vuestro té con otros tipos de semillas o productos como la harina de ortigas, harina de kelp, consuelda y un largo etcétera. Tan sólo nos queda animaros a probar y conseguir vuestra propia receta, la verdad es que el uso de este tipo de productos se refleja en los resultados del cultivo, y de qué manera!

Felices cosechas!

17-06-2022 Manual de Cultivo

Comentarios en “Cómo hacer enraizantes caseros para cannabis” (0)

ATENCIÓN - Dudas de envíos y pagos

Si tienes dudas sobre las formas de pago y envío, consulta el apartado sistemas de pago y gastos de envío. ¡Gracias!

Quieres dar tu opinión sobre "Cómo hacer enraizantes caseros para cannabis" o preguntar sobre ese post?

¡Vamos a publicarlo!

¿Puedes revisar que el email es correcto?

Sobre este Blog cannábico

Este es el blog del banco de semillas Philosopher Seeds. Está dirigido a mayores de 18 años.

Encontrarás información sobre autocultivo de cannabis, consejos, trucos y noticias del sector de la marihuana.

Para comprar semillas Philosopher Seeds y de los mejores bancos europeos, puedes consultar nuestro catálogo.


keyboard_arrow_up