Web destinada a mayores de 18 años

Semillas de marihuana

Cultivo intensivo de cannabis en exterior

A menudo, los cultivadores que obtienen sus cosechas a partir de cultivos de exterior se limitan a un solo cultivo al año, que suele empezar a finales de primavera y terminar, aproximadamente, a principios de otoño, cuando el número de horas diarias de luz naturales disminuye paulatinamente. Las plantas de marihuana cultivadas a partir de semillas están perfectamente adaptadas a este ciclo lumínico natural, aunque en caso de utilizar esquejes provenientes de un cultivo interior pueden surgir problemas. El fotoperiodo natural en nuestra latitud (aproximadamente 40ºN) hace que los esquejes enraizados en interior florezcan si los sacamos al jardín exterior antes de Junio, pues las horas diarias de luz solar no son suficientes para estimular el crecimiento de nuestros pequeños clones, que entrarán en floración a los pocos días de ser sacados al exterior.

Por ello, los cultivadores que utilizan plantas provenientes de interior para sus cultivos de cannabis de exterior no sacan sus clones o plantas madre al exterior antes de principios de Junio, de manera que sus plantas crecerán hasta Agosto y florecerán normalmente, como cualquier otra planta de semilla de marihuana. Sin embargo, este “problema” puede convertirse en una gran ventaja para el cultivador avispado, que no tardará en darse cuenta de que, con la ayuda de un sencillo invernadero de exterior, puede obtener hasta 3 cosechas anuales de exterior siempre y cuando disponga de un espacio de cultivo interior, que como veremos no tiene por qué ser demasiado grande.

Si bien la calidad de los cogollos no será la misma que la conseguida en la cosecha de verano (la que todos estamos acostumbrados a ver), las cosechas de primavera y otoño representan un aporte extra que, en caso de disponer de poco espacio de cultivo y no poder satisfacer las necesidades anuales en una sola cosecha, será la diferencia entre poder auto-abastecerse de cannabis o no poder hacerlo. A continuación veremos las principales diferencias que encontramos entre el cultivo en exterior de temporada (el de verano) y el de fuera de temporada (primavera y otoño), y os explicaremos cómo marcar los tiempos y qué hacer para conseguir con éxito tres cosechas de exterior al año.

Cultivo de primavera con varias genéticas

Cultivo de primavera con varias genéticas

Diferencias entre cultivo exterior de temporada y fuera de temporada

La idea principal que debemos tener clara es que, al cultivar fuera de temporada, nuestro jardín exterior funciona más o menos como una sala de floración de interior. Cualquier planta que saquemos al exterior antes de Junio o pasado Agosto se pondrá a florecer una vez se adapte a su nuevo entorno, pasados pocos días. Así, lo primero que debemos tener en cuenta es que en caso de sacar pequeños clones lo que obtendremos son plantas muy pequeñas, pues éstos se pondrán a producir cogollos en cuanto los saquemos al exterior sin gozar de periodo de crecimiento alguno previo a la floración. Por ello, normalmente y para este tipo de cultivos fuera de temporada, se utilizan plantas madre, clones o semillas germinadas en interior y que han alcanzado un tamaño óptimo antes de ser puestas en el jardín exterior, pues sabemos que éstas no van a crecer más de lo que lo hacen durante el estirón previo al inicio de la floración propiamente dicha.

Debido a las condiciones ambientales (especialmente de temperatura e intensidad lumínica), las plantas cultivadas fuera de temporada suelen tener un ratio hoja:cáliz mucho mayor en en los cultivos de verano, desarrollando cogollos con más hojas y no tan compactos ni grandes. Sin embargo, la producción de resina suele ser excelente, con un ratio resina:materia vegetal incluso mayor que en cultivos de temporada. Este factor hace que las plantas cultivadas en exterior fuera de temporada sean candidatas perfectas para la extracción de resinas, que pueden alcanzar una calidad comparable a los cultivos de verano fácilmente.

Las plantas desarrollan más hojas en cultivos fuera de temporada

Las plantas desarrollan más hojas en cultivos fuera de temporada

Una última diferencia importante es el tipo de variedad de marihuana que se utiliza en un tipo de cultivo u otro. En muchos climas los cultivadores de exterior pueden atreverse con Sativas de floración larga, que empezarán a florecer a finales de Agosto y que se cosecharán entrado Diciembre en algunos casos, con floraciones de 4 o 5 meses. Lo ideal para no tener problemas en los cultivos fuera de temporada es utilizar plantas de floración corta, Indicas o híbridos que como mucho tarden 9-10 semanas en completar su floración. A continuación os detallaremos este último punto y veremos qué pasos debemos seguir para un cultivo de primavera u otoño exitoso.

Cultivo exterior de marihuana fuera de temporada

Imaginad ahora que germinamos unas semillas de Black Bomb en un pequeño cultivo interior en invierno y las hacemos crecer bajo un fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad diarias hasta Febrero, cuando les sacaremos unos cuantos clones que enraizaremos y dejaremos creciendo en nuestro pequeño armario de interior. En este momento, llegado Febrero, montamos un pequeño invernadero en nuestro jardín exterior en el sitio más soleado posible, a poder resguardado de corrientes de aire. Trasplantamos nuestras Black Bomb a tiestos de como mínimo 15 litros y las metemos en nuestro invernadero, dejando los clones enraizando y creciendo en interior. Nuestras plantas tardarán unos pocos días en adaptarse al nuevo ambiente exterior y mostrar signos de retomar su actividad, y en pocos días podremos observar cómo empieza a mostrar signos de entrar en fase de floración.

Varias plantas madre recién trasplantadas, principios de Febrero

Varias plantas madre recién trasplantadas, principios de Febrero

A partir de aquí debemos seguir con nuestro cultivo como lo haríamos en temporada, tratando a nuestras plantas como lo haríamos con cualquier planta de cannabis de exterior durante su periodo de floración. Tened en cuenta que a medida que llegue la primavera y las temperaturas suban, la humedad en el invernadero durante las horas más calurosas del día puede dispararse, por lo que abrirlo durante el día y cerrarlo al ocaso será de gran ayuda. Si todo va bien, podremos cosechar sin problemas nuestras plantas a principios de Mayo, antes de que, de manera natural y debido al número creciente de horas de luz, éstas empiecen a revegetar, es decir, a detener su floración y empezar a crecer de nuevo. En caso de haber elegido una variedad con una floración particularmente larga nos encontraríamos con este problema, por ello os aconsejamos usar variedades que en un cultivo de temporada se cosechen a muy tardar a mediados de Octubre. De esta forma os evitaréis problemas y  vuestras plantas podrán madurar sin problemas.

Si os acordáis, tenemos en nuestro armario interior los esquejes que sacamos en Febrero de las Black Bomb, que a estas alturas (Mayo) deberían tener ya un tamaño considerable, incluso puede que hayamos tenido que ir podándolos. Bien, a finales de Mayo, cuando nuestra primera cosecha de primavera este ya casi a punto de estar seca, repetiremos la operación realizada en Febrero y sacaremos clones de nuestras plantas de interior, clones que dejaremos enraizando y creciendo bajo luz artificial. En Junio podemos trasplantas nuestras madres de Black Bomb y ponerlas en exterior, en este caso prescindiendo del invernadero. Crecerán hasta empezar a florecer en Agosto y estarán listar para cosechar a principios de Octubre. Ya tenemos nuestra segunda cosecha realizada con éxito! Por supuesto, para esta cosecha de verano podríamos haber utilizado semillas, que hubiéramos germinado en primavera o principios de verano.

Las plantas comienzan su fase de prefloración

Las plantas comienzan su fase de prefloración

Una vez estemos a punto de cosechar nuestro exterior en Octubre, sacaremos clones de las Black Bomb de interior y pondremos éstas en nuestro invernadero, guardando los clones en interior para la siguiente temporada (podemos también descartarlos y repetir la operación que hemos descrito durante el invierno). Nuestras plantas empezarán a florecer y estarán listas para la tercera cosecha del año a mediados de Diciembre. Híbridos como Tropimango, Philo Skunk, Sugar Pop o nuestra nueva Jamaican Blueberry BX os servirán para conseguir buenas cosechas fuera de temporda sin contratiempos.

Por supuesto, este método acepta otras variaciones, como el uso de variedades de marihuana automáticas. Germinar semillas a mediados de Febrero de, por ejemplo, Sleepy Yoda Auto o Lemon Auto CBD, nos proporcionará una primera cosecha, que podemos ir repitiendo en cuanto cortemos la cosecha anterior hasta tres veces, como hemos visto. Por otro lado, si no queremos guardar clones podemos germinar semillas en interior antes de cada cultivo para asegurarnos plantas con un tamaño óptimo que respondan al cambio de fotoperiodo al ser expuestas al exterior (excepto en el cultivo de verano, por supuesto, donde esto seria innecesario).

Ejemplar de Spicy CBD a punto de ser cosechado a mediados de Mayo

Ejemplar de Spicy CBD a punto de ser cosechado a mediados de Mayo

Esperamos que este artículo os ayude a sacar el máximo partido posible a vuestro jardín exterior, como habéis visto tan solo se necesita un invernadero y un pequeño espacio de cultivo interior iluminado con fluorescentes para conseguirlo!

Felices cosechas!




Preguntas y comentarios sobre Cultivo intensivo de cannabis en exterior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *